Mi Adicción

Eres la droga que no pude dejar,

que derrumbó mi castillo de cristal.

Y no quise reconocer que sólo me dabas felicidad por instantes.

 

Eres la droga a la que fui adicta por mucho tiempo y

la que nunca dejé por temor a no ser amada.

Eres la droga que me hizo creer que no valía nada.

Eres la droga que tanto anhelaba dejar,

y que nunca pude

hasta el día en que me mataste.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*