Escritos con pizcas de color

Tus pasos eran púrpura brillante,
te rodeaba una esencia azul,
y tu piel un rojo sangre,
como la que derramé al obtener
tu verde ausencia
y negra indiferencia


Tus ojos rojos me miraron,
Y los míos, azules, se enamoraron.
Fue lo más bello que se había creado.
Un indescriptible amor morado.


Mi amor era color naranja,
hasta que le raptaste la ilusión amarilla,
y quedo un color sangriento,
con un poco de lágrimas negras
y un triste azul lamento.


Eres blanco con ausencia de color y sentimiento.
Te extiendo mi roja mano
y comparto contigo mi pasión
y lo que siento.


Cuerpos fríos y azules
se enfrentan a una guerra
donde se dejan engañar
por una roja pasión que comparten.


Lágrimas grises caen sobre mi vestido blanco
mientras que me ahogo en recuerdos tristes.


Me enamoré de tu mirada azul verdosa,
una mezcla entre el cielo y el mar con un toque de sol.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*